Pasar al contenido principal

Test de Autoevaluación

¿Qué clase de jugador eres? En solo cinco preguntas averigua si para ti es solo un juego.
Estar informado nos permite saber, disfrutar o tomar medidas

1¿Por qué nos gustan los juegos de azar y las apuestas?

Cuando jugamos y ganamos experimentamos sensaciones placenteras activadas en nuestro sistema cerebral de recompensa.

Es similar a lo que sentimos al comer una rica comida o interactuar con una persona que estimas.

1
2

2¿Por qué, aunque perdamos, seguimos jugando?

Más que por el placer de ganar u obtener premios, investigaciones han demostrado que lo que nos estimula fuertemente al jugar es la expectativa misma de ganar.

3¿Cuándo el juego puede volverse un problema?

Cuando la búsqueda del placer del juego y las apuestas se vuelve prioridad e interfiere en tu vida cotidiana, es hora de parar y buscar ayuda porque podrías estar cayendo en lo que se llama “juego problemático”.

3
4

4¿Cuándo el juego puede volverse una adicción?

Si comienzas a experimentar dificultades para limitar el dinero y el tiempo que destinas a jugar y eso está afectando negativamente tu vida y la de tu entorno, entonces hablamos de “adicción al juego”.

La adicción al juego es similar a la adicción a las drogas

El circuito cerebral de recompensa de personas adictas al juego opera de forma similar al de quienes son adictas a sustancias como el alcohol, el tabaco o las drogas ilegales, esto es que en presencia de estímulos relacionados con su adicción, el sistema se sobreactiva al mismo tiempo que responde con menor intensidad a otro tipo de incentivos placenteros.

5¿Quiénes están en mayor riesgo de convertirse en adictos al juego?

Según estudios recientes, existen tres factores que parecen estar fuertemente vinculados al desarrollo de la adicción al juego:

impulsividad
La impulsividad
adicciones
Las adicciones
a sustancias
factores
Factores genéticos

6¿Cuándo el juego puede volverse un problema?

Cuando la búsqueda del placer del juego y las apuestas se vuelve prioridad e interfiere en tu vida cotidiana, es hora de parar y buscar ayuda porque podrías estar cayendo en lo que se llama “juego problemático”.

6
  • Necesito apostar cada vez mayores cantidades de dinero para lograr placer al jugar.
  • Me siento inquieto o irritable cuando tengo que interrumpir o detener el juego.
  • He hecho esfuerzos para controlarme, interrumpir o dejar de jugar varias veces y sin éxito.
  • Pienso frecuentemente en el juego, recordando experiencias de juegos pasados o planificando las próximas apuestas, buscando maneras de conseguir dinero para jugar.
  • Suelo ponerme a jugar cuando me siento desesperanzado, ansioso, deprimido.
  • Me suele suceder que después de perder dinero con el juego vuelvo otro día con la intención de recuperar lo perdido.
  • Miento para ocultar mi grado de involucramiento y dedicación al juego.
  • Por el juego he puesto en riesgo o he perdido relaciones con otras personas, mi trabajo u oportunidades laborales o mis estudios.
  • Confío en que otros me facilitarán dinero para enfrentar posibles situaciones financieras desesperadas causadas por el juego.

7Recomendaciones para jugar de forma saludable.

Jugar es sinónimo de entretención y pasarlo bien. Por eso, para prevenir posibles conductas problemáticas, sigue estas recomendaciones:

  • Que tu motivación principal al jugar sea divertirte y no el dinero o evadir problemas.
  • Ten presente que aunque tu expectativa al jugar sea ganar, lo más frecuente en los juegos de azar es perder.
  • Pon atención a tus emociones al jugar. Si lo empiezas a pasar mal, te frustras con más frecuencia, si ya no es tan divertido o te empeñas en recuperar lo perdido y gastas más que tu presupuesto inicial, entonces el juego ha perdido su esencia recreativa.
  • Si juegas sin considerar límite de tiempo y presupuesto, eso podría afectar tus relaciones personales y llevarte a desarrollar juego problemático o adicción.
  • Cuando juegues evita o disminuye el consumo de alcohol y cigarrillos porque estas drogas aminoran tu capacidad de control y sobreactivan tu sistema de recompensa cerebral poniéndote en riesgo a desarrollar juego problemático o adicción.
  • Si estás cansado, has dormido poco o te sientes abrumado por un problema, no es recomendable acudir a los juegos de azar porque podrías tomar malas decisiones y entrar en zona de riesgo.
  • Antes de ir a jugar planifica el tiempo y el dinero que vas a invertir. No uses dinero que no tienes y que debas pedir prestado y evita que el juego limite otras actividades o espacios de recreación y vínculo.
  • Ten en cuenta que los juegos de azar son para divertirse y no una fuente de ingresos.

8Recomendaciones para reducir la falacia del jugador

Para evitar cometer errores es importante que tengas en cuenta lo siguiente:

En los juegos de azar, lo que ha ocurrido antes no afecta lo que ocurrirá después.

Como se trata de juegos de azar, nuestra habilidad o conocimientos no pueden hacernos ganar.

La secuencia de ganancias y pérdidas se genera a partir de un algoritmo impredecible. La única certeza es que por norma el casino se quedará con un 15% del dinero que ingrese por las máquinas tragamonedas.

Como las partidas son independientes entre sí, la probabilidad de ganar no aumenta después de una racha larga de perdidas.

Si de verdad crees tener un sistema que te permite ganar o piensas que lo que ha ocurrido en jugadas anteriores te permite predecir lo que sigue, tienes elevado riesgo de caer en un patrón de juego problemático o patológico.
Busca ayuda profesional.

En sólo cinco preguntas averigua si para ti es sólo un juego

¿Con qué frecuencia juegas juegos de azar?
¿Has sentido que deberías reducir tu conducta de juego?
¿Has sentido que deberías reducir tu conducta de juego?
¿Has tenido alguna pelea familiar, problemas en el trabajo, problemas económicos o de sueño por causa del juego?
¿Te sientes impulsado a jugar a pesar de tus problemas y no puedes dejarlo?
Obtuviste 0 puntos

Si obtuviste menos de 20 puntos, tus respuestas indican que juegas de forma recreativa y hasta el momento no se ha convertido en un problema. Mantente alerta para seguir disfrutando de los juegos de azar con seguridad y consulta a un profesional si crees que juegas con mayor frecuencia que antes.

Si obtuviste entre 20 y 55 puntos, al parecer el juego está dejando de ser una diversión. Debieras preocuparte y conversar con tu familia y/o amigos sobre esta conducta. Quizás sea buena idea dejar de jugar por un tiempo y consultar con un profesional.

Si obtuviste entre 60 y 75 puntos, es muy probable que tengas adicción al juego. La ludopatía es una enfermedad mental que se relaciona con los trastornos de los hábitos y el control de impulsos. Puede tratarse con tu voluntad y ayuda profesional.

¿CÓMO BUSCAR AYUDA?

La ludopatía puede tratarse con ayuda profesional. También existen asociaciones que pueden ayudarte a enfrentar el problema, como la Agrupación de Jugadores en Terapia (www.ajuter.org).

Si crees que necesitas ayuda u orientación, puedes consultar en el casino de juego o en la SCJ, respecto de los procedimientos de autoexclusión voluntaria de jugadores con los que cuentan los casinos legalmente autorizados.